Las empresas pueden adoptar la seguridad como un servicio, ya sea externalizando soluciones de seguridad complejas a un proveedor de servicios de seguridad externo o utilizando soluciones de seguridad basadas en la nube. Ambos enfoques tienen sus ventajas. El uso de soluciones de seguridad basadas en la nube permite a los departamentos internos de TI (Tecnología de la Información) ofrecer una protección superior a la vez que son más ágiles. La externalización de la seguridad permite a las empresas confiar en expertos para gestionar, supervisar y mantener su ciberprotección. En ambos escenarios, SECaaS (Security as a Service) permite a los departamentos de TI centrarse en las iniciativas centrales del negocio en lugar de perder su tiempo configurando nuevas herramientas de seguridad y supervisando constantemente las amenazas potenciales.

Los servicios de seguridad y gestión de TI solían ser una función que normalmente se mantenía dentro de la empresa. Se realizaron esfuerzos de última hora para comprobar los cortafuegos, parchear el software y proteger el perímetro de la red. Hoy en día, el perímetro está cambiando, y en algunos casos incluso desapareciendo, lo que dificulta aún más la protección. Esto se debe principalmente a que hay más amenazas y más personas que trabajan de forma remota y que acceden a las aplicaciones directamente desde la nube, pasando por alto las medidas de seguridad estándar, exponiendo sus datos y haciendo que sea más importante que nunca tener una protección superior.

¿Por qué el uso de SECaaaS y las soluciones basadas en la nube son una mejor alternativa a la gestión de su propia seguridad?

SECaaS hace que la seguridad sea más fácil y asequible para las empresas. Las necesidades de seguridad cambian todos los días y la mayoría de los equipos de TI no son capaces de mantenerse al día al mismo tiempo que manejan las necesidades diarias del negocio. Esta es la razón por la que la adopción de SECaaS y de las soluciones de seguridad en nube gestionadas está creciendo a pasos agigantados. Según una encuesta reciente, el 80% de los presupuestos de TI de las organizaciones se dedicarán a servicios de cloud computing en los próximos 16 meses, siendo la seguridad como servicio la segunda parte más importante del gasto. Entonces, ¿por qué las empresas están subcontratando su seguridad y pasando a la seguridad gestionada desde la nube?

  • Menores costos. La antigua forma de proteger una red es cara. Los costos iniciales de hardware, junto con las actualizaciones y reparaciones pueden tener un precio abrumador para cualquier negocio. Los servicios de seguridad basados en la nube que se ofrecen a través de una única plataforma basada en la nube permiten a las empresas contar con una protección superior de forma fácil y asequible.
  • Fácil gestión. Los proveedores de servicios de seguridad realizan el complejo trabajo de seguridad por usted. Puede transferir la gestión total de sus soluciones de seguridad, políticas y trabajo administrativo a su proveedor o proporcionar sus propios servicios de seguridad desde una consola basada en la nube que le permite implementar, gestionar y supervisar su cartera de seguridad.
  • Mejor protección. Obtendrá las mejores y más recientes herramientas de seguridad disponibles con la protección basada en la nube. Las empresas obtienen acceso a soluciones de seguridad escalables, robustas y rentables que se actualizan y equipan continuamente para manejar las amenazas más recientes y proporcionar la mejor protección.
  • Ahorra tiempo. Su equipo de TI puede centrarse en las necesidades empresariales inmediatas en lugar de dedicar horas a parchear el software, proteger la red y el perímetro y administrar el antivirus en los dispositivos.

¿Está interesado en la seguridad como servicio o en cambiar a una seguridad gestionada y basada en la nube?

Contacte con nosotros